Utilizamos cookies tanto propias como de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y obtener información analítica sobre uso que haces de nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información sobre cookies aquí Política de Cookies.

¿Por qué debería ahorrar para mi futuro?

Cabecera de página
Camino de navegación Inicio > Ahorro para mi futuro >

¿Por qué debería ahorrar para mi futuro?

La probabilidad de vivir durante más tiempo ha incrementado en los últimos años y es importante tenerlo en cuenta para planificar adecuadamente nuestra jubilicación
Eperanza de vida
Fuente: INE

MAYOR ESPERANZA DE VIDA

Con el incremento de la esperanza de vida, actualmente en España pasamos una cuarta parte de nuestra vida como jubilados. Es por ello muy importante garantizar que disponemos de los ingresos necesarios durante todo este período para hacer frente a nuestras necesidades.

A partir del 1 de enero de 2019, cuando llegue el momento de la jubilación, la Seguridad Social calculará la cuantía inicial de la pensión de jubilación teniendo en cuenta, entre otros factores, la evolución de la esperanza de vida de los pensionistas.

Esta revisión, que se prevé se realizará cada cinco años, es especialmente oportuna si observamos que España es uno de los países más longevos del mundo.

Existe una tendencia de envejecimiento de la población española. Año a año el grueso de la población se concentra en edades cada vez mayores
Gráfico de población
Fuente: INE

ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

Uno de los principales problemas que tiene afrontar la Seguridad Social es el envejecimiento de la población española, que está provocando el llamado "tsunami" de la población.

En esta gráfica podemos ver cómo en el 2014 existían en España 39 millones de personas menores de 65 años para una población cercana a 8 millones mayor de esa edad. En cambio, ante la caída de la tasa de natalidad y el aumento de la esperanza de vida, las previsiones para 2052 apuntan a que la población menor de 65 años dimsminuya a los 27 millones de personas, mientras que la población mayor de 65 años se doble para alcanzar casi los 15 millones.

En un horizonte de 30 años la proporción entre trabajadores y personas jubiladas variará y nos encontraremos con cada vez menos cotizantes y más pensionistas.
Cambios en la Seguridad Social
Fuente: INE

CAMBIOS EN LA SEGURIDAD SOCIAL

Nuestro sistema público de pensiones es del tipo 'de reparto' y por tanto las prestaciones actuales se pagan con las cotizaciones actuales. Este sistema requiere un equilibrio entre población activa y pasiva.

En el 2012, existían 4 personas inactivas (menores de 25 años y mayores de 64 años) por cada 10 personas en edad activa, pero las previsiones para 2052 apuntan a que haya 8 personas inactivas por cada diez personas en edad de trabajar. El empeoramiento de este ratio tendrá que verse compensado con un incremento de las aportaciones o una reducción de las coberturas.

A pesar de que nuestra tasa de sustitución sigue siendo superior a la de la media, estamos viviendo numerosas reformas de la seguridad social que la están reduciendo
Tasa de sustitución: % del sueldo que cubre la pensión de la Seguridad Social
Año: 2012
Evolución de las pensiones públicas
Fuente: OCDE. Año 2012

EVOLUCIÓN DE LAS PENSIONES PÚBLICAS

En el 2012, la tasa de sustitución en España, o dicho de otro modo, el porcentaje que supone la pensión de jubilación Seguridad Social respecto a nuestro último salario cotizado era del 85%, la más alta de los países de nuestro entorno.

Aunque aún estamos muy por encima de la media europea (tasa media del 55%), la Seguridad Social ha sufrido varias reformas los últimos años que han supuesto una disminución de este ratio. Algunos expertos consideran que la tendencia es acercarse al porcentaje medio europeo tal y como ha pasado con otras variables macroeconómicas, por lo que podríamos encontrarnos con nuevas rebajas los próximos años.

Para lograr 50.000€ a los 65 años, habrá que ahorrar 54€ al mes si se empieza a los 30 años, y 191€ al mes si se empieza con 50 años.
Rentabilidad y plazos
Fuente: Datos propios con tipo de interés del 4%

RENTABILIDAD Y PLAZOS

Puede dar un poco de vértigo pensar y tratar de cuantificar nuestras necesidades futuras, e incluso puede parecer que todavía tenemos tiempo para enfrentarnos a ellas. Sin embargo, para lograr los objetivos de ahorro hay dos puntos clave: ser constantes y empezar cuanto antes.

Ser sistemáticos nos ayuda a coger un buen hábito y reduce el esfuerzo necesario para lograr nuestros objetivos. Empezar cuando antes permite además que nuestros ahorros trabajen por nosotros y rebaja el esfuerzo requerido.

Supongamos que queremos tener 50.000€ a los 65 años. Si empezamos con 30 años, el dinero total que tenemos que ahorrar a lo largo de estos años es de 23.200€. En cambio, esa cantidad subirá a 36.700€ si empezamos a los 50 años. La diferencia está en el interés compuesto que genera una mayor rentabilidad acumulada cuanto antes empecemos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

NRI: 1360-2015/09681